Fandom

Wiki Tokyo Ghoul

Hibi: Capítulo 2

943páginas en
el wiki
Crear una página
Comentario1 Compartir


Bento (弁当, Bentō?) es el segundo capitulo de la novela ligera Tokyo Ghoul: Hibi.

Resumen

El tiempo de la Historia se ubica mientras Ken Kaneki trabajaba como mesero en Anteiku y el enfoque de la historia es en la amistad de Touka Kirishima y Yoriko Kosaka.

Personajes

Primera Parte

Ella se tambalea a través de un cable interminable.

Touka escucha del jefe de Anteiku, Yoshimura, que hay personas sospechosas vagando no mucho tiempo después de su batalla contra los investigadores de ghouls. Ella paró de trabajar y le pregunta: -¿Personas sospechosas? ¿Son investigadores, o ghouls? ¿O humanos?

Yoshimura dice que no está seguro, sólo que puede sentir miradas extrañas de vez en cuando y que hay que tener eso en mente. Touka no está segura si el jefe de verdad o sabe o si ya descubrió la situación y sólo se está quedando callado. Independientemente de eso, ella no obtendrá más respuestas del jefe, quien se ha dado la vuelta para terminar la conversación.

-Gente sospechosa… ¿Debería decirle a Hide que no venga por un tiempo? – Kaneki también había recibido las noticias y parecía muy preocupado por el amigo que lo visitaba frecuentemente.

- Quién sabe- respondió Touka de inmediato, ignorando la expresión desanimada de Kaneki.

-Si le cuento, Hide podría interesarse en ello, pero si no le digo, sería malo que lo atraparan…- Kaneki murmura para sí dando círculos.

-Pero qué pelele- pensó Touka para sí. Una vez más ese amigo suyo probablemente es muy importante para él. Otras personas aparecieron en su mente.

-La tienda siempre es así. Sólo dile que se vaya por un tiempo- dijo ella rápidamente, sin mirar a Kaneki.

-¿Qué? .- preguntó Kaneki.

-Escucha a los demás cuando te están hablando- Touka no pudo evitar enfadarse- Dile que esto pasa seguido, que nuestra tienda siempre ha tenido gente extraña alrededor, que el área aquí es muy inestable o algo así. Dile que lo tenga en mente. Sería problemático si algo pasara, tan sólo que tenga cuidado.- ella vuelve a su trabajo.

-Kaneki parecía estar sopesando las palabras de Touka sin moverse…

-¡Vuelve al trabajo!

-¡Ah! ¡Lo siento!

-Qué chico más problemático.

Touka anota la orden, muestra su sonrisa de trabajo y se prepara para volver. Sin embargo, la sombra permanece. Mientras sirve una taza de café, recuerda a alguien.

“Eso no me haría feliz”, le grita su amiga, con los ojos llenos de lágrimas.

Segunda Parte

Todo comenzó hace una semana. -¡Oye, Touka-chan! ¿Vamos a algún lado este fin de semana!- Touka juega el papel de una estudiante normal de Segundo año en la preparatoria Kiyomi, en la sociedad humana. Así como los humanos, se despierta temprano, va a la escuela y hace sus tareas. Vivir en el mundo humano debería ser la norma, pero no para los ghouls. Su existencia es considerada como un tabú para los humanos. Si los descubrieran, ellos perderían automáticamente su lugar en el mundo. Touka se desenvuelve diariamente con los sentidos alerta, palabras y un comportamiento cuidadoso. Su amiga, Yoriko, es como un viento de primavera que la animaba con calidez. Yoriko le está ofreciendo esta invitación mientras saca su bento.

-¿P- por qué tan de repente?

-Es sólo que yo también lo pensé- dice Yoriko, su codo apoyando su mejilla- Touka-chan está trabajando tan duro. Un cambio de ambiente de vez en cuando… - Touka alza la cabeza. Hablando de eso, Yoriko parece muy preocupada por ella recientemente. Esto le da mala espina, consciente de que el balance de su vida diaria puede romperse en cualquier momento. La preocupación de Yoriko comenzó desde su pelea con Mado. Para ser más exactos, fue Touka quien la empezó. – Ese tipo de bastardo no merece vivir- Sin embargo, cada vez que pensaba esto, recordaba el anillo en el dedo del hombre, que lucía con tanta tranquilidad ¿Él también tenía una familia?

-… Parece que quieres divertirte en alguna parte ¿verdad?- Yoriko alza la voz. –

-¿Eh?

-¿No hay algún lugar al que quieras ir? ¿Al acuario o al parque, a ese tipo de lugares?- ante los esfuerzos de Yoriko, Touka baja la cabeza Está mostrando pensamientos a través de su expresión facial otra vez?

-No es eso. No es nada… - ante la vaguedad de Touka, Yoriko dice ¿Ah!, como si se le hubiera ocurrido algo.

-¿Tienes una cita este fin de semana?- parece que ella ha asumido erróneamente que Touka y Kaneki estaban saliendo.

-¿Qué? ¡No es nada de eso!- Touka se levanta, golpeando la mesa.- ¡No tengo ese tipo de relación con ese chico! Oh, entiendo, ¡Só-sólo vamos de una vez!

-Pero…

-¡Está bien, está bien, apurémonos y decidamos a dónde vamos a ir! Touka tira de su cabello con irritación, mirando alrededor y finalmente posando la mirada en el peluche de conejo de la serie zakka-c en su celular.

-El zoológico.

-¿Qué?

-¿Qué te parece si vamos al zoológico? Comparado con quedarse en un estadio la mayoría del tiempo o dentro de algún almacén o de un acuario hay muchos lugares que ver en un evento novedoso del zoológico.

-¡Suena bien!

-¿Verdad?

-¡Sí! ¡Tal vez hasta podamos ver animales bebés! ¡Y hay una plaza donde podemos comer!

-Uh…

-¡No te preocupes, haré un bento!- Yoriko está llena de entusiasmo mientras la cara de Touka comienza a descomponerse. Vaya desarrollo más inesperado. Tendrá que investigar la localización de los baños de antemano.

-¡Reunámonos en la estación! ¿Cuándo sería bueno? Oh ¿Y cuál es el precio de los boletos? Ajena a la intranquilidad de Touka, Yoriko continúa hablando como si se la estuviera pasando muy bien. Touka está un poco apenada ¿Es acaso algo tan pequeño como esto suficiente para hacerla feliz? Y es que viendo lo feliz que está Yoriko, ella no puede evitar pero mostrar alegría también y le da un golpecito en la frente a Yoriko. Ella ríe y le dice que le duele mientras abraza a Touka, luciendo realmente feliz.

-¡Voy a ir con Touka-chan al zoológico! ¡Jajajaja, realmente lo estoy esperando!

-¡Mira, mira!

-¡Wow! ¿Incluso conseguiste esto?

El día siguiente en la escuela, Yoriko le enseña un mapa del zoológico que encontró en línea. Yoriko buscó la ubicación de cada atracción, qué animales pequeños tienen y qué lugares están temporalmente cerrados por reconstrucción, y se los comunica a Touka de uno en uno- ¡Papá incluso nos imprimió unos cupones de descuento!

-¡Ah, te esforzaste mucho!

-¡Mamá dijo eso también!- parece que Yoriko e dijo a su familia sobre ellas yendo al zoológico. – Mamá dice que no debería causarle problemas a Touka-chan y no preparar tanta comida para el bento, pero para cuando se me ocurrió un plan para el menú ya tenía lo suficiente para cinco personas…

-Cinco- estas eran malas noticias.

-Oh ¿van a ir al zoológico? – una voz preguntó detrás de ella. Resulta que habían llamado la atención de algunos chicos de su clase.

-Eso creo.

-¿Llevarán su propio bento? ¿Lo va a preparar Kosaka?

-Ah sí- Yoriko, probablemente apenada en frente de los chicos, responde calladamente con un asentimiento de cabeza.

Uno de los chicos exclama:

-¡Kosaka es una cocinera impresionante! He probado su comida antes. Él fue con ella en secundaria y probó su comida en la clase de cocina – Su técnica es increíble. Todos en la clase solían rogarle por sus platillos terminados ¿no es cierto?

-Uh…um… no es nada en verdad- Yoriko dice con modestia. Para recibir cumplidos como éstos ella debe ser realmente talentosa. Touka ni siquiera puede experimentarlo por ella misma, pero está encantada de que Yoriko sea elogiada.

-Sin lugar a dudas por eso Yoriko está apuntando a ser cocinera después de todo. Touka dice en lugar de la actualmente muda Yoriko. -¡In-creí-ble! ¡Ya hasta sabes lo que harás en el futuro! – Yoriko parece todavía más mortificada.

Cuando los chicos se marchan, Yoriko deja escapar un suspiro de alivio.

-Estaba tan nerviosa.

-¿Acaso eso es algo para estar nerviosa?

-En serio me pongo muy nerviosa en frente de tantas personas, pero Touka-chan puede hablar siempre con tanta confianza sin importar con quien está hablando. Estoy my celosa.

-Eso es porque sólo es frente a nuestros compañeros de clase. No hay necesidad de preocuparse.

-No… no sólo es frente de nuestros compañeros. En frente de nuestros maestros, incluso completos extraños, siempre dices lo que piensas. Eso es increíble.

Sólo digo lo que pienso, no es nada particularmente especial. Incapaz de entender, Touka sólo puede señalar un punto en el mapa del zoológico cambiando de tema.

-Olvida eso ¿a dónde quieres ir?- Yoriko recupera su entusiasmo deslizando el dedo por las imágenes de los animales. En este momento, Touka no es consciente de una mirada maliciosa. Es la hora del almuerzo el mismo. Como siempre, Touka y Yoriko juntan sus mesas para comer. El chico que hablo con ellas esa mañana se acerca otra vez.

-Oye, oye ¿hiciste ese bento otra vez Kosaka?- Yoriko no se mueve, como si estuviera pegada a su asiento, así que Touka responde por ella:

-Sí ¿qué hay con eso?

-¡Wow! Eso es increíble. Um, em… ¿podría ser tan afortunado como para probar un poco? Sólo una mordida- el chico pregunta formalmente, extendiendo sus manos. Yoriko está completamente sorprendida y se dirige hacia Touka por ayuda.

-¿No es genial?- responde Touka sin pensarlo mucho. Ya que Touka lo dice, Yoriko le da al chico un trozo de pollo frito. El chico se lo come de una mordida y sus ojos brillan.

-¡Wow! ¡Está muy bueno! ¿Es súper delicioso!...- y hace una expresión que Touka definitivamente nunca podría hacer.

-¿Eh? ¿Qué, qué? ¿Está tan bueno?- escuchando el fuerte halado de su compañero, otros chicos se acercan de uno en uno también.

-¡Deténganse! ¡El almuerzo de Yoriko está casi vacío!- mientras espanta a los chicos, Touka piensa que debe hacer feliz a Yoriko el que otras personas muestren tales expresiones de fascinación cuando comen su comida. Sin embargo, Yoriko parece pálida mientras baja la cabeza.

-¿Yoriko? ¿Qué pasa?

-Ah, um, no es nada…

-¡Qué lindo debe ser tan buena en algo como la cocina! - una voz femenina se hace escuchar. Siguiendo la voz, Touka ve a tres chicas paradas cerca de allí. Aquello parecía un cumplido pero las palabras tenían un tono sarcástico que hicieron que Touka frunciera el ceño. Las chicas esquivaron la mirada de Touka, cuchicheando entre ellas- ¿A quién le importa algo como eso?

-Esos chicos de antes parecen ser populares entre las chicas, probablemente. No se ven mal y son buenos en los deportes.

-No tienen nada que ver con nosotros. Ellos vinieron aquí por su cuenta- Touka les explica con franqueza, pero Yoriko no puede ni siquiera puede mostrar que está de acuerdo. Después del receso, Touka vomita sola en el baño y bebe un poco de agua.

-Muchos estudiantes pasan el receso afuera del salón pero Touka regresa para ver al grupo de chicas rodeando a Yoriko.

-Debes sentirte feliz por ser halagada ¿verdad? Es por eso que presumes tu cocina.

-Sabes que a Mayuhara le gusta Yamamoto-kun ¿no es así? ¿Así que qué es esto? ¿Te burlas de ella?

-Hehe, parece que fue a propósito.

-N-no… Yo no estaba intentando hacer nada de eso… Mayuhara es la chica con la mirada más cruel. Yamamoto es el chico que le pidió el pollo frito a Yoriko antes.

Touka rápidamente se dirige hacia ellas. -¿Qué están haciendo? – el tono rígido de Touka es dirigido a Mayuhara, quien parece la líder del grupo. Las otras chicas se echaron para atrás ante su presencia y sólo Mayuhara sonríe imperturbable.

-Oh, estás vuelta, Kirishima.

-¿No me escuchaste? Les pregunté lo que estaban haciendo.

-Oh ¿Qué más? Solamente estábamos platicando- Mayuhara pretende sin vergüenza no saber y la expresión de Touka se oscurece incluso más.

-Escuché todo lo que le dijeron a Yoriko justo ahora.

-Oh, sí, escuchaste todo ¿por qué te molestas en preguntar?- Mayuhara la provoca, aumentando la furia de Touka.

-¿Qué dijiste?

-Qué miedo.

-Oye, Mayuhara, Kirishima está enojada.

-¿Por qué no le dices nada? – pregunta Touka a Yoriko.

-A…ah…Touka-chan, estoy bien.

-¿Llamas a esto bien?- Yoriko tiembla ante el repentino reproche. Mayuhara le sonríe a Touka cambiando a una mirada escrutadora.

-Kirishima está tan irritable por Kosaka.

-¿Qué? ¿No es acaso por ti?- piensa Touka, enfadada. Mayuhara inesperadamente continúa.

-Tu naturaleza es diferente de la Kosaka. Es natural que pasar el tiempo el tiempo juntas pueda molestarte.

-Cierra la boca.

-¿Estoy equivocada? Siempre tienes esa cara de aversión cuando comes el bento de Kosaka.

-¿Qué?- golpeada por una observación en un sitio inesperado, Touka vacila por un segundo ¡Eso es porque no puedo comer comida de humanos! Pero no puede decir eso.

-Kirishima siempre ha sido tan independiente, pero tienes que pasar la mayoría del tiempo haciéndole compañía a Kosaka. Esta vez, con el tema del zoológico también. Claramente piensas que es infantil pero no tienes opción. No hay manera de que pueda ser algo que te encante hacer ¿verdad?- ante las palabras de Mayuhara, el semblante de Yoriko se vuelve extremadamente pálido. Sin decir una palabra Touka agarra del cuello a Mayuhara y las chicas alrededor comienzan a gritar.

- ¿Cómo te atreves?

-¿No vas a negarlo? ¿O di en el blanco?- las palabras de Mayuhara la sacan de sus casillas, pero Touka no puede negar esas palabras con tanta confianza.

-Es genial tener a alguien para protegerte ¿No es así, Kosaka?- Mayuhara mira hacia la petrificada Yoriko, volviéndose más arrogante. Los ojos de Yoriko están llenos de lágrimas- El agarre de Touka sobre el uniforme de Mayuhara se intensifica y presiona su puño contra su estómago.

-De verdad te digo, si te atreves a decir una palabra más… Definitivamente voy a matarte. Mientras estas palabras siguen brotando de su garganta, una voz masculina grita de repente, -¿Qué está pasando aquí?- Es el maestro de Historia.

-...¡Auch! No… ¡Lo siento! ¡Por favor perdónenos!- Mayuhara es la primera en reaccionar, cayendo al suelo, sosteniendo su estómago y tosiendo con violencia.

-¡Kirishima ¿Qué hiciste?!- el maestro se dirige hacia Touka. -Ah, no, Touka-chan estaba…- Yoriko se pone de pie de un sobresalto para explicar pero Mayuhara ya está llorando ruidosamente en el suelo.

-Duele, auch, maestro, maestro, me duele…

-¡La hiciste llorar! ¡Has ido demasiado lejos, Kirishima!

-Mayuhara ¿estás bien? ¿Dónde te duele?- las amigas de Mayuhara la levantan mientras siguen la actuación, todas ellas maestras de la actuación.

-No, no es así…

-Kirishima, vamos a la oficina- el maestro la saca por el brazo. Cuando pasan cerca de Mayuhara, ella maliciosamente susurra para que sólo Touka pueda escuchar.

-Eres hilarante. Después de ser regañada ella vuelve al pasillo para ver a Yoriko, quien la siguió y ahora se acerca tímidamente.

-Touka-chan… lo siento, todo es mi culpa…

-No es tu culpa- Touka dice con dureza, dirigiéndose al salón de clases. Yoriko se queda en su lugar, sin moverse.

-¿…?

Yoriko tiene la cabeza baja y se aferra fuertemente a su falda.

-Ya te dije que no es tu culpa. La culpa de todo la tiene Mayuhara. Sin importar qué, esta vez la haré llorar de verdad- a Touka no le gusta dejar las cosas a la mitad y si ese tipo de personas son dejadas sin reprimir, quién sabe cuántas veces tenga Yoriko que ser molestada otra vez. Todavía queda un poco de tiempo antes de que se termine el almuerzo. Touka comienza a caminar.

-¡No puedes, Touka-chan!- Yoriko se mueve hacia adelante para disuadirla- ¡No hagas algo así!

-¿De qué estás hablando? Después de pasar por ese tipo de humillación ¿No estás enojada?

-Lo estoy, pero vamos a dejarlo así.

-¿Qué? ¿Qué estás diciendo?- lo que Yoriko dice es lo mismo que proteger a Mayuhara. El humor de Touka cambia para peor - ¡Voy a terminar con esto! No tiene sentido hablar sin actuar- Una vez más, Yoriko intenta detenerla.

-Yoriko, tienes que enseñarle a las basuras como esa una lección. Si sólo las dejas ser, ellas sólo se van a salir con la suya cada vez más ¿No entiendes eso?- Touka no disimula su violenta forma de hablar y Yoriko se sorprende.

-Yo…yo…- Yoriko dice vacilante, como si intentara aguantarse algo. Al instante siguiente sus ojos están vidriosos. Oh no. Para cundo Touka se da cuenta, ya es muy tarde. Su enfado se disipa casi tan rápido como las lágrimas fluyen de los ojos de Yoriko.

-Estoy realmente conmovida de que Touka-chan se sienta así- es demasiado tarde para limpiar sus lágrimas, así que sólo puede hablar a través de sus gemidos contenidos- Pero… pero…- sus lágrimas resbalan una por una a través de sus mejillas.- ¡Touka-chan, hacer eso no me hace feliz! – cada palabra parecía atravesar su cuerpo. Se quedó paralizada ante las palabras de una chica humana ¿Por qué? La imagen de la llorosa Yoriko se traspone con la de Hinami en la batalla con Mado. “¡Ya ha habido suficiente venganza!”

A partir de ese día, el comportamiento de Yoriko cambió. Ella no evade de forma explícita la conversación pero ya no charla del mismo modo alegre con el que solía hacerlo, y parece aprehensiva al hablar. Se parece más a su antiguo yo. Touka también, cuando antes solía hablarle con gentil confianza, ahora parece haber una distancia entre ellas. Touka no entiende.

-Ah ¿Hoy trajiste pan?

-Sí- a la hora del almuerzo, mientras Touka rompe el sello del pan que compró en la tienda de conveniencia, Yoriko la saluda con una expresión antinatural en su rostro. La conversación termina con sequedad y Yoriko comienza a comer su bento hecho en casa silenciosamente. En el pasado ella le diría “Necesitas comer más!, y dividiría su comida con ella. Así es como debería ser. Al ser un ghoul incapaz de digerir la comida humana, esto es bueno para su cuerpo, pero es una historia totalmente diferente para su espíritu.

Por otro lado, Mayuhara actúa como si nada hubiera sucedido, hablando ruidosamente con sus amigas como siempre. Parece completamente feliz mientras el chico que le gusta no se acerque a Touka y Yoriko. Ella es claramente la responsable de todo esto, pero ahora se ríe con ánimos. El instinto asesino de Touka despierta cada ves que la ve. “Demonios”

Tiene que cambiar esto pero no sabe cómo. Así, un día pasa y luego dos.

Tercera Parte

-... Touka-chan, el café se está derramando. - ¡Aaaah! ¡Dímelo antes! – Touka le ordena a Kaneki servirle un café mientras ella busca un trapo. Se dice que el tiempo diluye las cosas, pero Touka ha estado resistiendo por una semana y las cosas no van del modo en que ella desearía. Su relación con Yoriko sólo se ha vuelto más rígida. Kaneki le lleva el café al cliente.

-Oh, es la primera vez que te veo ¿eres nuevo? ¿Cómo te llamas?

-Kaneki Ken- el cliente lo mira como si hubiera descubierto el Nuevo Mundo, remarcando que tiene “una esencia única”. Dándose cuenta de que el cliente es un ghoul, Kaneki le pregunta a Touka sobre él cuando regresa a la barra de la caja.

-Ah, él no es del distrito 20. A veces viene aquí a cazar porque es muy débil para tener su propio espacio de caza. Es un chico muy curioso. No te acerques mucho a él.

-Oh, ya veo. Así que existen todo tipo de ghouls- Kaneki mira al cliente con atención por un momento antes de darse la vuelta. Kaneki le dice a Touka que le ha advertido a Hide sobre estar lejos un tiempo gracias a su consejo.

-¿Eh? ¿Cuál consejo?- él le recuerda, sonriendo, a pesar de su frío trato. Touka se pregunta si el chico se está volviendo más flexible. Ella lo fulmina con la mirada, y, presintiendo el peligro, Kaneki rápidamente le pone fin al asunto.

-Sería mejor si volviera nunca más- ella dice.

-¿Eh?

-Ya lo dije antes. En nuestra tienda se reúnen algunos ghouls buscando recolectar información o humanos. Como ese chico- ella indica al cliente al que Kaneki acababa de atender- Él frecuentemente se lleva humanos hacia sitios ruinosos o apartados para comerlos. Parece que está buscando por objetivos en línea ahora. Ghouls como esos está en todas partes. Si de verdad te preocupas por tu amigo entonces entre más lejos lo mantengas de los ghouls, será mejor.

Después de escuchar esto, Kaneki contiene el aliento y mira hacia abajo. Parece que ella exageró. Touka se siente un poco insegura sobre qué hacer.

-Pero hasta ahora hemos estado juntos… tal vez esto suene un poco dramático pero, para mí, su existencia es algo de lo cual dependo tanto como de mi corazón. Si algo como eso fuese a desaparecer yo no tendría ningún lugar al cual pertenecer.

-¿Qué? ¿De qué estás hablando?

-¿Acaso no me estás diciendo que deje de juntarme con Hide?- ella sólo quería que Nagachika dejara de venir a Anteiku pero parece que Kaneki entendió que eso significaba cortar todos los lazos con él.

No obstante, ella se siente preocupada de repente, el malentendido dio al blanco del asunto. Si proteger a tus amigos significa mantenerlos lejos de los ghouls, entonces esto aplica a ella más que a nadie. De ser así ¿qué es lo que harán Yoriko y ella?

-... Touka-chan ¿estás bien?- tal vez, al notar su extraña expresión, Kaneki no puede evitar preguntarle.

-Estoy bien.

-Pero no te ves muy bien estos últimos días.

-Dije que estoy bien- el que Kaneki se preocupe por ella la pone de mal humor.

-¿Es por Yoriko?- parece que Kaneki se ha dado cuenta. El cuerpo de Touka tiembla de repente- ¿Pelearon?

-¡Cállate, vuelve a trabajar!- pero Kaneki no se va, mirándola como si quisiera decir algo- ¿Qué?

- pregunta Touka, enojada.

-Sería bueno… si ustedes se reconcilian pronto- sugiere cuidadosamente Kaneki. -Qué molesto- Touka responde rápidamente- ¡No es una pelea! De camino a casa después de terminar su turno en Anteiku, ella saca el mapa del zoológico que Yoriko le dio. Todavía quedan unos días para la visita. Ellas definitivamente volverán a ser como antes. Incluso si no ocurre a tiempo, al final, Yoriko estará riéndose felizmente de la misma manera en que solía hacerlo cuando estuvieran en el zoológico. Touka intenta pensar en positivo y dobla el mala cuidadosamente para guardarlo de nuevo en su mochila. Pobrecilla, entre más grandes las expectativas, más grande la decepción.

Cuarta Parte

-¿Qué?

-Sólo quería decir que no creo que vaya esta vez al zoológico.

-Cuando Yoriko se acercó para hablar durante el receso, Touka pensó que las cosas por fin estaban volviendo a la normalidad. No esperaba que Yoriko cancelara sus planes.

-¿Por qué tan de repente?

-Um… aquella vez no estaba pensando en cuáles eran los planes de Touka-chan cuando yo decidí por mi cuenta ir a alguna parte. Lo siento de verdad. La próxima vez, la próxima vez de seguro podremos ir cuando Touka-chan tenga tiempo ¿está bien? Aunque Yoriko le dice esto a Touka, para ella, no suena como si hubiera una próxima vez.

-Está bien. Yo iba a seguir con el plan…

-Está bien, esta vez es mi culpa, después de todo- Touka no sabe qué decir, así que se queda callada.

-Mira, ella no puede decir “Quiero ir” después de todo- Touka se gira para mirar a Mayuhara de pie, altiva detrás de ella. Cuando descubre la mirada de Touka, ella deliberadamente compone una voz aguda y tiembla- ¡Qué miedooooo!- las chicas a su lado se comienzan a reír.

-¿Le volviste a decir algo a Yoriko?

-No, soy yo. Yo fui la que decidió esto- Yoriko la detiene rápidamente- ¡Iremos la próxima vez, definitivamente!- Touka siente una estocada de dolor. Yoriko siempre trata a todos con una gentil sonrisa.

-...Yoriko- las cosas no pueden seguir sí pero no puede encontrar el modo apropiado de expresarse. Las clases se terminan antes de que pueda decir otra palabra. Después de la escuela ese día, Yoriko sigue derecho porque tiene algo que hacer, dejando sola a Touka en frente del grupo de Mayuhara, quien antes estaba mirando a Yamamoto liderar los ejercicios desde la ventana. Ella nota la presencia de Touka y astutamente pregunta- Oh ¿Hoy no te vas a casa con Kosaka?

-¿Qué le dijiste?

-Lo siento, no sé a lo que te refieres- Mayuhara juega con su cabello, con una expresión despreocupada.

-Te estoy preguntando lo que le has dicho recientemente a Yoriko- dice Touka, su tono bajo cargando un instinto asesino. Tal vez porque percibe la amenaza, los dedos de Mayuhara finalmente dejan su cabello y, mirando a sus amigas dice:

-No mucho. Sólo le recordé amablemente el hecho de que no quieres ir al zoológico con ella. Después de todo, si de verdad quisieras ir, lo habrías dicho de inmediato, incluso cuando ella canceló en el receso- las chicas alrededor de ellas repitieron sus palabras.

-Con en bento de Kosaka también, hay tantas cosas que tú claramente odias ¡Todas lo vemos! Si no quieres que otras personas cuchicheen, deberías cambiar un poco tu actitud en lugar de siempre soltarle un sermón a la gente.

¡BANG! El puño de Touka pasa por su cara y se estrella sobre el marco de la ventana. Mayuhara inmediatamente se queda muda por el miedo y la gente a su alrededor traga con dificultad, también.

¿Tú qué sabes? Touka grita en su corazón. Incapaz de comer comida humana, siempre bajo el peligro ser asesinada todo porque soy un ghoul ¡Por qué yo soy un ghoul! ¡Porque soy un ghoul! ¿Soy un ghoul! Con un muro que no puede atravesar sin importar qué tan duro lo intente y una felicidad que no puede tocar sin importar qué tan lejos se estire, ella ha sobrevivido hasta este día.

-¿Quién sigue?- su mirada las recorre de una en una en el salón- Nadie ¿eh? Pedazos de mierda- ella sale del salón, dejándolas atrás.

En el camino ella saca el mapa que Yoriko le dio y susurra, “Ni quería ir a ver animales bebés en primer lugar…”. Cuando Yirko dijo que no iría, no se habría sentido bien decir que ella sí.

-Ah ¡Touka-chan, has trabajado duro!- Kaneki la saluda cuando llega a Anteiku.

-¡Cállate!- responde Touka, molesta hasta el punto de querer estallar, Kaneki sólo ladea la cabeza.

-¿Qué pasa?

-...- Kaneki la mira por un momento y luego dice en voz baja.

-¿Pasó algo con Yoriko-chan?- ella tiembla con radia, apretando los puños y rugiéndole:

-¡¿Qué es lo que intentas decir?!

Los clientes de la tienda la miran y un silencio como el agua envuelve a Anteiku.

-¿Estás bien, Touka-chan?- esta vez la pregunta viene de Yoshimura, quién está detrás de caja.

-Ah… lo siento- Touka se disculpa inmediatamente. Yoshimura mira hacia una esquina y dice:

-Qué te parece si descansas un poco primero.

-¿Qué? Estoy bien…

-Mira en el espejo- Yoshimura sacude un poco la cabeza hacia Touka, quien está repleta de explicaciones. Es un movimiento tranquilo, pero uno que no permite ser rechazado. Atrapado en el medio Kaneki mira del jefe a Touka.

-Creo que yo también tomaré un pequeño descanso. El jefe le está devolviendo una mirada perceptiva a Touka, como diciendo “Aunque no quiero criticarte, casi pierdes el control hace un momento ¿verdad?”.

-¡Maldición!- Touka se dirige hacia la parte más profunda de la tienda. En el Segundo piso, cuando se mira en el espejo, no puede evitar más que decir:

-Terrorífico- el cansado estado de su corazón parece como si se hubiera estampado por todo su rostro en letras mayúsculas.

-Touka-chan, el café está listo- sin importarle que lo encontrara molesto, Kaneki entra cargando una charola. Él le dice que ayudó a preparar el café mientras se mueve para sentarse en el sillón.

-Vuelve al trabajo

-El jefe dijo que podía descansar por un momento- Kaneki mira hacia el café calienta y pregunta con cautela- ¿Hicieron las paces?- Touka no dice ni una palabra. Kaneki persiste- Hey, umm, incluso si Touka-chan es mi superior en el mundo de los ghouls y hay muchas cosas en las que necesito tu guía, creo que soy el superior en cuanto al mundo de los humanos se refiere…

-...

-También, incluso sin ser muy dependiente, si puedo ayudarte sólo un poco entonces no podría haber algo mejor Eso es lo que pienso.

-... No creo que seas de ayuda alguna.

-¿E-en serio? Pero compartir tu situación podría hacerte sentir un poco mejor ¿Por qué no tratamos?- es el turno de Touka de responder.

-Demasiado problemático- él es verdaderamente persistente. Touka da un suspiro.- Si te ríes, te mataré- ella comienza a relatar toda la historia

-Ah, así que eso es lo que pasó. El problema es un poco complicado- Kaneki murmura.

-¿En serio?

-¡En serio! Yoriko está definitivamente molesta justo ahora. Es un poco distinto de una pelea. Cuando dos personas sienten que no conectan, comienzan a pensar en direcciones negativas- ¿es por eso que él sugirió que se reconciliaran pronto?- Touka-chan ¿cómo se siente realmente tu corazón?

-¿Qué?

-Yoriko dividiendo su comida contigo y luego el tema del zoológico ¿qué piensas de eso?- cuando ella come comida humana es imposible expresar disfrute. Sobre el zoológico también, como Mayuhara dijo, ella sólo iba porque Yoriko la invitó, eso es todo.

-No lo sé- para ella es imposible responder a esa pregunta.

-Así que es eso- dice Kaneki- esta es sólo mi opinión, pero Touka-chan es del tipo que actúa con decisión. Es por eso que para ti, el estar perturbada a este grado, debe ser porque Yoriko ocupada un lugar muy importante en tu corazón.

Es una opinión imparcial, completamente opuesta a la de Mayuhara.

-Así que es mejor solucionar esto pronto. Creo que ir al zoológico es una gran idea. Si no vas te arrepentirás ¿verdad?

-Planeamos ir al zoológico mañana pero Yoriko dijo que no irá.

-Oh… ya veo…- Kaneki parece haber decidido preocuparse en su lugar. Qué persona tan excesivamente amable. La primera vez que se conocieron, enfrentándose a su ser ghoul, él era claramente un mocoso llorón. Inconscientemente, ha admitido su propia tragedia caminando paso a paso hacia este lado del mundo.

-¡Lo tengo! ¿Y qué hay de hacer algo para animar a Yoriko-chan?

-¿Algo que pueda animarla?- Kaneki junta las manos, como si hubiera pensado en una buena idea.

-Sí, creo que es por lo que las personas alrededor de ella han estado diciendo que Yoriko-chan perdió confianza en sí misma- Kaneki dice que mientras ella comprenda los sentimientos de Yoriko entonces todo puede ser rápidamente resuelto. Suena simple, pero es obvio que ese no es su fuerte.

-¿Qué es lo que debería hacer exactamente?

-Um… por ejemplo, algo como darle un regalo o escribirle una carta del corazón. -Rechazado. Esas cosas no me van. -¿Qué? Yo pensé que era una buena idea- Kaneki mira al techo, decepcionado. Touka da un sorbo del delicado sabor del café ¿Qué es lo que podría hacer feliz a Yoriko?

Quinta Parte

Mañana Es el fin de semana, el día en el que Yoriko originalmente planeó ir al zoológico. Mayuhara, quien la amenazó el día anterior, está mucho más tranquila hoy pero Yoriko sigue igual. A la hora del receso, Touka piensa mientras come su horrible sándwich. Depositar comida humana en su estómago es increíblemente doloroso, pero ella ama la alabilidad de Yoriko dividiendo su comida con ella porque se preocupa de que no coma lo suficiente. Y sobre el zoológico, ella es indiferente sobre ir, pero si va con Yoriko y eso la hace feliz, entonces estará satisfecha. Así las cosas. Ellas iban a ir juntas. Su razón para querer ir al zoológico es diferente de la de Yoriko. Ella sostiene cuidadosamente el mapa que Yoriko le dio. Cuando Yoriko dijo que quería cancelar, Touka debió decirle que quería ir. Se siente harta con la manera en que ella es mala organizando sus pensamientos y es tan infantil por ser incapaz de examinarse a sí misma. “¡Si no te puedes acostumbrar a esto entonces deja de sentir pena por ti misma, estúpida hermana!” La imagen del hermano que se había escapado cruzó su mente. La verdad es que había algo que ella quería decir también. Ella y Yoriko caminan juntas a casa después de la escuela. Yoriko no parece querer sacar el tema del zoológico. -Ah, creo que esto ha sido todo por hoy…- ellas han alcanzado el cruce donde se separan. Ellas siempre se despiden con un tono animado, pero hoy, se mueven lentamente. Es posible que Yoriko esté esperando que Touka diga algo. Si quiere componer su relación ahora es su última oportunidad. Sin embargo, aunque piensa esto, Touka es incapaz de decir una palabra. -…Entonces, adiós, Touka-chan- Yoriko dice y se va rápidamente, como escapando del silencio. -…Yoriko- para cuando Touka finalmente pronuncia un sonido, Yoriko ya se fue. Ella aprieta su mochila y se dirige con pasos pesados hacia Anteiku- ¿Qué estoy haciendo?... Las caras de Yoriko y Hinami aparecen una y otra vez en su mente, casi al punto de sofocarla. Ella les sigue causando penas. Puede oír la voz de Yoriko haciendo eco en sus oídos, “¡Y tienen una plaza donde podemos comer!”, Touka se detiene y se dirige de vuelta al camino donde Yoriko desapareció. Los humanos son realmente problemáticos. Atados por aburridas reglas, gustando de hacer pequeños y tontos grupos, convencidos de su propia justicia, queriendo eliminar completamente las cosas que se meten en su camino. Pero hay algunas personas que claramente carecen de poder y aun así piensan en los otros, que son claramente débiles pero tienen algo precioso, que no tienen colmillos o garras y pero aún sí pelean contra cualquier oponente para proteger ¿Entonces qué son los ghouls? ¿Ella? Lo que ahora la separa de Yoriko es solamente las posiciones diferentes de los humanos y ghouls. Si ese es el caso, entonces entonces uzar. “¿Qué hay de hace algo que pueda animar a Yoriko-chan?” Touka de repente recuerda las palabras de Kaneki. Hacer felices a tus amigos es algo que todos, ya sea ghouls o humanos, pueden hacer ¿No es porque ella no puede hacer esto la razón por la que es tan débil? -¡Diablos!- Touka cambia de curso y continúa hacia Anteiku. -¡Oye!- Touka le grita a Kaneki en el momento en el que llega a la puerta. -T-Touka-chan, al menos llámame por mi nombre. -Ven conmigo después del trabajo- Touka dice interrumpiéndolo. Kaneki hace rodar los ojos No obstante, parece haber presentido algo incluso sin que ella dijera algo y asiente. -Jefe, lo siento ¿puedo salir temprano del trabajo hoy?- Touka le pregunta educadamente a Yoshimura, sus maneras completamente diferente a las que usa con Kaneki. Al igual que Kaneki, Yoshimura no pregunta por las razones y sólo sonríe y asiente. -Siempre has trabajado muy duro. Una o dos veces difícilmente será un problema- gracias a la amabilidad del jefe, Touka y Kaneki salen del trabajo mucho más temprano de lo usual. -Oye, Touka-chan ¿A dónde vamos?- finalmente parece preocuparle la razón. -Es mejor que no hagas preguntas- ella dice. Por dentro, ella es consciente de que, para alguien que claramente hizo una petición, su actitud no es razonable. Sin embargo, Kaneki parece acostumbrado a esto, respondiendo solamente: -Está bien. -¿Qué estamos haciendo aquí?- ellos están en un supermercado a unos 15 minutos caminando desde Anteiku. Es un lugar que no tiene nada que ver con ghouls. Tan sólo el olor a la comida humana les provoca náuseas pero aun así continúan. -¿Qué sería bueno comprar?- Touka le pregunta a Kaneki. -¿Qué? ¿Vamos a comprar? -… para hacer un bento. Kaneki parece sorprendido, y luego pronto comienza a sonreír. -¡No te rías! -¡L-lo siento! Sí, está bien, entiendo. Necesitamos algo de comer que sea fácil para Touka y que también luzca apetitosa ¿no? ¿Qué te parece si vemos allí primero?- Kaneki dice mientras la dirige. Parece que puede ser un poco dependiente después de todo. -Wow ¿Hermano mayor, hermana mayor, qué están haciendo?- ella y Kaneki vuelven cargando bolsas del supermercado en ambas manos y Hinami, quien obedientemente se queda en casa, no puede evitar abrir los ojos de par en par. -Estamos preparando un bento para un viaje mañana. -¿Un bento? -Un súper increíble bento. Um… Touka-chan, deberíamos hacer lo que podamos ahora. Hacer un bento toma mucho tiempo ¡Démos lo mejor de nosotros!- Kaneki se arremanga las mangas y abre el libro de cocina que compraron en el supermercado,revisando el proceso y añadiendo los ingredientes. -Hermana mayor ¿puedo ayudar también?- Hinami se arremanga también. Touka le pasa la caja de bento que ellos compraron. -Entonces ¿Puedes ayudarme a lavar esto?- Hinami se dirige al lavabo. -Primero el pollo frito- Kaneki mide los condimentos los mezcla en un tazón y luego pone la carne de pollo para sazonarla. Sus movimientos carecen de práctica pero sigue la receta cuidadosamente. Él le pide a Touka que ayude a espolvorear y la señala. Los movimientos de Touka son más rígidos que los de Kaneki y ella vacilantemente espolvorea los condimentos en un pequeño platillo. Él sonríe cuando ella se lo pasa y él cuidadosamente los esparce sobre el pollo cubierto de pasta. Su perfil mientras cocina se asemeja al que recuerda viejas memorias. Ellos terminan los platillos de uno en uno. -¡Parece que hicimos algo delicioso! Sándwiches de espárragos y tocino, huevos fritos, filetes de pescado y pollo frito. El problema más grande es que son imposibles de probar. No obstante, Kaneki parece haber pensado en algo mientras coge un trozo de pollo frito y lo muerde. -¡Oye, hermano mayor! -¡Uuuuuh!- e inmediatamente lo escupe. -¡Qué asco! -Hermano ¿estás bien?- Kaneki usa la servilleta que Hinami le ofrece para limpiar su lengua y lamentarse. -Pensé que podría comerlo pero nunca esperé que… la superficie sabe a hojas secas mojadas en lodo y la carne es como una bola de gusanos. -¿Qué te hizo creer que podrías comer eso? Ya pasan de las doce. Los tres empaquetan la comida silenciosamente en la caja de bento. Hinami parece cansada, frotándose los ojos de vez en cuando. -… Sigo pensando en mi mamá- dice Kaneki de repente. Su expresión está llena de nostalgia al igual de una pena inimaginable. Touka lo mira en silencio. Hasta no hace mucho él vivía una vida humana y ordinaria. En cada día libre él probablemente comía lujosos bento como este. Ambos, quienes nacen como ghouls y las personas que se convierten en ghouls tienen vidas difíciles. Touka gruñe, sin continuar la conversación. -¡Muy bien, ya terminamos!- es la una de la mañana y Hinami ya está dormida en el sofá. -Perdón por el inconveniente- Touka estaba preparada para oír de Kaneki algo como -Hablando de esto, en el libro que estoy leyendo… -Ahórrame el sermón- Kaneki se rasca la cabeza y cambia el tema hacia las películas- Los Estados Unidos hay una película vieja llamada “Gigante” ¿has escuchado hablar de ella? Es la historia de una familia en Texas. Hay un diálogo: “La mejor parte de pelear es reconciliarse”. -… -Bueno, el trabajo original es una novela de Edna Feber. -¡Entonces sigue siendo sobre libros!- Touka reflexivamente lo patea. Kaneki se traga su dolor pero todavía tiene una expresión gentil.

“Me vi atrapado en esto”, pero él sólo sonríe, diciendo que no es problema.

-En el pasado, una vez las cosas se pusieron raras entre Hide y yo por un problema sin sentido, pero mira qué buenos amigos somos ahora ¡Da lo mejor de ti mañana!- Kaneki se va dejando la casa de Touka con estas palabras de ánimo. Touka carga a Hinami del sofá a la cama. Hinami respira regularmente. Touka gentilmente acaricia el cabello de Hinami y regresa a la cocina, observando el bento. -Demasiado problemático. Se invirtió mucho tiempo en preparar este bento. Para ser algo tan problemático ¿Los humanos tienen que hacer esto diario y tres veces al día? ¿También Yoriko gasta todas estas fuerzas cocinando? Touka le pone la tapa al bento. Incapaz de expresarse adecuadamente a sí misma en palabras, ella tendrá que sustituirlas con esto.

Sexta Parte

-… Ella debería estar en casa ¿no?- al día siguiente a las ocho de la mañana. Touka se encuentra frente a la casa de Yoriko. Parece que hay alguien dentro pero no puede estar segura de que sea Yoriko Touka presiona nerviosa el intercomunicador de la puerta principal. -Hola… ¿Touka-chan?- Es la mamá de Yoriko. Probablemente ya detectó que algo estaba mal con Yoriko y sabe que su visita al zoológico fue cancelada. Touka se apresura a bajar la cabeza y pregunta si Yoriko se encuentra en casa. -Lo siento, Yoriko sigue dormida. Iré a traerla, por favor espera- la madre de Yoriko desparece dentro de la casa y un minuto después aparece Yoriko en frente de ella, una mano peinando sus cabellos y en pijama. -Touka-chan…- Yoriko es incapaz de ocultar su sorpresa al decir su nombre. Sin decir una palabra, Touka le ofrece la bolsa que está sosteniendo. -Oh ¿Qué es esto? -... Bento- Yoriko estaba escudriñando la bolsa pero alza la cabeza ante estas palabras. No muy segura sobre elegir las palabras correctas, Touka la mira directo a los ojos y logra decir- Vamos al zoológico. Sin embargo, ella todavía pierde ante la vergüenza y baja la cabeza. Ella originalmente iba a esperar primero por una respuesta pero Yoriko no se mueve. Ella pensó que si tal vez hacía las cosas que la alegraban podrían volver a su antigua compañía, pero obviamente el problema no es tan simple de arreglar. Ante este pensamiento, Touka se asiente avergonzada de sus acciones. Cuando mira nerviosamente hacia arriba, ella ve que la cabeza de Yoriko está agachada también. Así que parece que es ya imposible que todo vuelva a ser como era antes. -¿…?- entonces algo rueda por su rostro. Es el mismo brillo que Touka vio ese día en el pasillo de la escuela. -¿Yoriko?- como gotas de lluvia, las lágrimas de Yoriko caen. -Lo siento…- Yoriko rompe el silencio- Mayuhara dice que yo te sigo causando problemas, Touka-chan. Me pregunta si encuentras molestas las cosas que hago. Cuando pienso de ese modo me siento tan preocupada- Yoriko presiona con fuerza la bolsa y los sentimientos que ha estado reprimiendo salen de repente- El sólo pensamiento de que Touka-chan me odie…yo sólo… estaba muy asustada. Y pensar que ella creía eso. Touka sacude la cabeza. -Para nada. Nunca. -Touka-chan es siempre tan seria y directa, y tiene cualidades que yo no tengo, eres la clase de chica que me gustaría ser algún día pero… no soy buena hablando y parezco tan estúpida, sólo me refugio en otras personas, es tan vergonzoso. -No tienes que pensar así- Si acaso, es Touka la que se tambalea como una tonta, tan acostumbrada a sufrir que es incapaz de ver el dolor de los demás. Pero Yoriko es diferente, Cuando Touka está con ella, se siente en paz. Hay tantas cosas que Yoriko tiene y ella no. -Creo que no creí en ti. Ya somos amigos pero no te creí y aun así estás siendo amable conmigo. Lo siento…lo siento- sus sentimientos explotan. Yoriko le dijo tantas cosas pero ella no ha dicho una palabra. No importa cuántas veces abre la boca, ninguna palabra escapa de ella. Touka está asustada y angustiada. Si no dice algo, si no dice algo ahora…. Su preocupación solamente le sella la voz ¿Por qué también quiere llorar? -Touka-chan, tus sentimientos ya están grabados por toda tu cara- “Está bien, entiendo”, parece que eso es lo que está diciendo. -¡Mira, mira! ¡Crías de león!- después de todo, las dos fueron al zoológico. Yoriko está tan feliz y llena de energía que, detrás de ella, a Touka le está costando un esfuerzo extraordinario seguirla. Ella ve un conejo en el pasto y nerviosamente quiere tocarla pero el conejo escapa de sus dedos. Justo cuando la invade el arrepentimiento, Yoriko agarra al conejo y deja que Touka lo acaricie. Antes de que se dieran cuenta, ya es de tarde. Las dos extienden una sábana de plástico en la plaza y abren el bento. -¡Wow, increíble! ¿Hiciste todo esto, Touka-chan?- encantada y sorprendida, los ojos de Yoriko brillan y Touka se queda momentáneamente sin habla, sólo balbuceando en respuesta… -Bueno…eso creo. De hecho la mayor parte fue hecha por Kaneki pero no hay nada que se pueda hacer sobre eso. -¡Touka-chan puede cocinar! ¡Es delicioso! ¡Y el sazón es realmente bueno!- eso también es gracias a Kaneki. Mientras Yoriko dice… -A partir de ahora no puedo permitirme perder- y cosas como esas, Touka sólo puede reír. Después, Yoriko toma un trozo de pollo frito con sus palillos y se lo ofrece a Touka. -¿Eh? -Come- Yoriko está dividiendo la comida como solía hacer. En un área pública, con tantas personas, Touka se siente un poco avergonzada pero lo acepta. Al instante nota a dos personas caminando a través del césped. -Realmente no creí que fuéramos a ser transferidos al distrito 20 tan de repente, Yanagi. -El investigador de primera clase Mado fue asesinado. No se puede hacer nada- voces de hombres. -¡¿…?!- El pollo frito se resbala entre los palillos de Touka, pero Yoriko lo atrapa y se lo come. Ella mira a la inconsciente Yoriko, aunque sus ojos se encuentran en otra parte. Sin embargo, los hombres con los maletines comienzan a mirarla directamente. Investigadores Ghoul. Y pensar que ellos estarían aquí. No obstante, algún lugar con mucha gente puede ser un lugar común para patrullar ¿Podría ser que la gente sospechosa de la que Yoshimura hablaba eran los investigadores asignados en lugar de Mado? Si la identidad del Conejo ha sido descubierta, entonces, justo ahora, este lugar se convertiría en un campo de batalla. Justo frente a los ojos de Yoriko. Un escalofrío descendió por su espalda al mismo tiempo que su corazón se comenzaba a acelerar. Los investigadores tenían que mirar hacia otro lado. -¡Este pollo frito es tan suave! ¡Rico!- el elogio de Yoriko rompe con la tensión de Touka. Oh no, no se dio cuenta que había desviado su atención. Dos veces se distrajo con los investigadores. -Realmente te pone una sonrisa en el rostro- el aire se vuelve inesperadamente tranquilo… -Tenemos que proteger esta paz ¡Muy bien, ya es hora de irnos, Toujou! -¡Sí! Ellos se marchan, Touka los mira partir rápidamente. Ante sus ojos, ella es probablemente otra chica de preparatoria divirtiéndose con su amiga. -¿De cuál platillo estás más orgullosa?- Yoriko le pregunta emocionada a su lado. -Pues… ¿del pollo?- dice Touka, relajándose con la partida de los investigadores. Yoriko asiente diciendo… -¡Así que esto después de todo!- y le pasa otro trozo. De vuelta a su rutina diaria. Incapaz de consumir comida siendo un ghoul y mirando la sonrisa de Yoriko su corazón se calma. -Comparado con esto… -¿Eh? -Comparado con esto la comida que hace Yoriko es mucho mejor. El tiempo pasado con los humanos es verdaderamente artificial, pero es gracias a este apoyo que ella ha trabajado tan duro durante todo este tiempo. Esta es la forma en que Touka vive. -Me divertí mucho hoy- dice Yoriko mientras suben al tren ante la puesta de sol. Touka asiente, mirando hacia el mundo teñido de rojo. En ese momento el muro entre humanos ghouls se desvanece hasta casi nada, dejando solamente las memorias que juntas comparten.


Navegación

v Novelas Ligeras
Tokyo Ghoul: Hibi
1. Biblia2. Bento3. Fotografía4. A la Capital5. Marcador6. Yoshida
Tokyo Ghoul: Kuuhaku
1. Ola de Calor2. Bordado3. Fotografías4. Nombre Herido5. Misato
Tokyo Ghoul: Sekijitsu
1. Diferente Tipo2. Lectura Solitaria3. Femme Fatale4. ...5. Color Similar6. Mono Demoníaco

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar