FANDOM


Anillo (指輪,  Yubiwa?) es el capítulo Nº126 de Tokyo Ghoul:re en general y cuarto del décimo segundo volumen. Fue escrito e ilustrado por Sui Ishida.

Personajes Editar

Resumen Editar

Spoiler: Desde esta sección del artículo se revelan partes de la trama que tal vez no quiera saber.

Tras la boda de Kuroiwa y Yoriko, eston salen juntos de la iglesia mientras son aplaudidos por el resto de investigadores del CCG. Cuando Yoriko lanza el ramo de novia, este le cae a una sorprendida Misato Gori.

Más tarde, Urie mantiene una conversación con Mutsuki, ya que no espera que viniera la boda, recriminandole el poco tiempo que pasa en casa con el resto de los Quinx. Mutsuki revela a Urie que se "encontró" con Sasaki, y le revela su intención de capturarlo, a la vez que Urie lo rearfima como un traidor del CCG. Aún así, aunque el CCG quiere a Haise muerto, Mutsuki se opone, diciendo que quiere que todos vuelvan a estar juntos como una familia (refiriendose a la escuadra original de los Quinx). Urie le recrimina que eso es imposible varias veces, mientras Mutsuki le grita que no le importa, revelando a Urie que está enamorada de él y que no lo puede evitar, mientras se marcha con una lágrima en sus ojos ante un aturdido Urie.

Shinsanpei, que no fue a la fiesta de la boda, se encuentra en el hospital, donde visita a su tía Kiyoko. Cuanda esta le dice que debería de ser feliz e ir a la fiesta, este revela que a su tía le faltan las dos piernas fruto de su combate contra los Ghouls. Aunque a ella no le preocupa, ya que podrían ponerle prótesis como a Juuzou, Shinsanpei le promete que traera a Sasaki como un Quinque.

Lejos, Koori se reune con Okahira en un parque. Ella le da a conocer el hecho de que a visto caras de gente que ha muerto entre las nuevas escuadras del Oggai, ya que entiende que el mismo Okahira había muerto. Okahira adivina que lo que ella quiere es traer de vuelta a Arima o a Hairu, mientras responde que "los muertos no pueden volver de la muerte". Tras darle las gracias, Okahira se marcha mientras comenta que tiene que tomar su medicina o volvera a morir.

Touka y Kaneki, que estaban observando la boda desde lejos, mantienen una conversación en la que ella le regala un anillo que perteneció a sus padres. Kaneki lo acepta, sonriendo, mientras hablan de volver a reunirse con el resto de la Cabra Negra.

Galería Editar

Navegación Editar