FANDOM


Comida  (, Zen?)  es el capítulo Nº128 de Tokyo Ghoul:re en general y el sexto el décimo segundo volumen. Fue escrito e ilustrado por Sui Ishida

Personajes Editar

Resumen Editar

Spoiler: Desde esta sección del artículo se revelan partes de la trama que tal vez no quiera saber.


Una masa de ghouls encapuchados se reúnen para presenciar el regreso de su rey, Ken Kaneki, al distrito 24, entre ellos se encuentran Shuu Tsukiyama y Kou. De los varios tubos anchos que salpican la pared, aparecen los ghouls y lanzan quinques de todas las formas y tamaños. Kaneki informa a los ghouls debajo de él del desarme de miles de investigadores de ghoul, para soportar sus dificultades actuales, ya que es solo temporal, y promete no perder hasta que vivan libremente arriba una vez más.Kou lo mira mientras los ghouls que lo rodean lo animan y le gritan al Rey de un Ojo.

Poco después, Tsukiyama espera a Kaneki mientras se ducha y analiza la realidad de la situación con él. Los ghouls del distrito 24 estaban a punto de morir de hambre, y el CCG tenía un control firme de los asuntos de arriba y pronto planeaba pasar a la clandestinidad también. Tsukiyama cree que el CCG debe ser "detenido", en otras palabras, asesinado. Sin embargo, Kaneki ve que solo reanudará el miedo y el odio entre ghouls y humanos, por lo tanto, afirma que Cabra no debe traer la muerte a ningún ser humano. Después de que Tsukiyama le entrega una toalla mientras sale de la ducha, le pide que se quede con él hasta el final. Tsukiyama luego le pregunta a Kaneki por qué estaba tan involucrado en el futuro de los ghouls, pero Kaneki no responde cuando el anillo alrededor de su cuello se balanceó sobre su cadena.

En medio de los montones de chatarra, Touka Kirishima está con los niños huérfanos del Árbol Aogiri. Uno le pregunta sobre un libro que encontró cuando Nishiki Nishio se acerca a ellos con algo de comida. Después de que Touka pregunta, Nishiki comparte con ella cuán calamitosa es la situación de arriba, el CCG estaba trabajando duro para exterminar a los ghouls a diferencia de antes, lo que significa que no pudieron reunir los cuerpos de las víctimas del suicidio como lo han hecho previamente. La conversación se dirige a Ayato Kirishima, que está explorando en las profundidades del distrito 24, donde supuestamente residía el legendario ghoul de un ojo. Después de que uno de los niños confunde al ghoul con Kaneki, Nishiki le explica que hace mucho tiempo, un ghoul estuvo a punto de provocar el final del CCG que tomó represalias al establecer un nuevo escuadrón. El nuevo escuadrón tuvo éxito y causó que los demonios se retiraran bajo tierra y esperaran su momento. Después de discutir por qué Kaneki había investigado la historia del distrito 24, Nishiki se va pero no antes de darle a Touka un paquete que ella había pedido. Después, ella le agradece y decide leerle a los niños.

Juuzou Suzuya y Hanbee Abara se detuvieron en una sala del CCG, hablando sobre las políticas de Kichimura Washuu que posibilitan el posible final de la larga lucha de la humanidad para librarse de los ghoulkind. A Suzuya le parece interesante que su maestro no haya pensado que su situación actual fuera posible en su vida. Hanbee entonces advierte a Suzuya, que ha estado recibiendo varias lesiones, que no olvide que él era solo humano. Alejándose de Hanbee, Suzuya dice alegremente que se convertirá en un ghoul si la pelea termina. Al quedarse solo, Hanij se une a Keijin Nakarai, piensa que si el presupuesto reciente de la política se mantuviera al mínimo, el excedente podría utilizarse para tratar a sus heridos y que Suzuya está ansiando la recuperación de Yukinori Shinohara más que nunca. Cuando Hanbee objeta la posibilidad, Nakarai pregunta por qué Suzuya lucharía si lo supiera.

En la oficina de Kichimura, los miembros de los Payasos se han reunido, Itori les dice dónde estaba Cabra en ese momento. Después de que Uta habló en voz alta sus reflexiones de que los ghouls pueden perder, Itori lo ve como una oportunidad para dar testimonio del momento en que lo hace. Justo en ese momento, Kichimura ingresa, acreditando sus logros al desencadenamiento de las capacidades completas de los Washuus. Continuando, él presenta la idea de un formidable archienemigo, un "último jefe" para Kaneki y los demás. En honor a sus raíces Washuu, lo llama Dragón.

En lo profundo del distrito 24, Ayato está acompañado por otros demonios que lo instan a retroceder. Sin embargo, lo siguen cuando él continúa hacia adelante después de sentir una brisa. Al ver la enorme ciudad frente a ellos, Ayato cae de rodillas.

Galería Editar

Navegación Editar